Búsqueda Avanzada
visitar
3996
FECHA DE ACTUALIZACIÓN: 2011/01/19
 
Código del Sitio fa2229 Código Declaración de privacidad 12014
RESUMEN DE LA PREGUNTA
¿Acaso puede decirse que como consecuencia de que la Aleya de la Purificación se encuentra en la mitad de otra aleya, no es razón para su ilimitación? ¿Quiénes son la Gente de la Casa?
cuestión
¿Acaso puede decirse que como consecuencia de que la Aleya de la Purificación se encuentra en la mitad de otra aleya, no es razón para su ilimitación? ¿Quiénes son la Gente de la Casa?
Un breve

En respuesta a la primera parte de la pregunta puede decirse que: el que la Aleya de la Purificación se encuentra a la mitad de una aleya, lo último que demanda es contener el mismo contexto tanto con el asunto anterior como posterior a ella misma, y si no es particular de las esposas del Profeta (s.a.w.) por lo menos en una forma general las incluye. Deberá observar que: Primero, suponiendo que se acepte un asunto así, no es más que la manifestación de un contexto, y la manifestación de un contexto no tendrá el poder para resistir ante los argumentos firmes. Necesariamente deberá descartarse esta evidencia circunstancial por muchas otras numerosas evidencias. Segundo, el contexto de las aleyas no demanda que la Aleya de la Purificación incluya a las esposas del Profeta (s.a.w.).

Pero el primer punto, en lo dicho y escrito concerniente, y colocando una cláusula parentética, aunque dañe al contexto único y similar a ese dicho o escrito, pero en caso de que se encuentre junto a una indicación, no sólo no se contradice con la elocuencia y fluidez sino que provoca belleza en las palabras. Por ello no tiene necesidad que en la Aleya de la Purificación, por que la aleya se encuentre en medio de otras aleyas que se dirigen a las esposas del Profeta (s.a.w.), se diga que incluye también a éstas, puesto que es posible que por la atención o por la cláusula parentética indique a personas determinadas “la Gente del Manto” y sea exclusiva de ellas. Numerosas indicaciones confirman esta pretensión, por ejemplo:

1. Según el significado de una serie de narraciones, la Aleya de la Purificación fue revelada en forma independiente y el Profeta (s.a.w.) con el propósito de dar fin a esta sospecha, que las cuentas de la Gente de la Casa (Ahl Al-Bayt) están separadas de las cuentas de las esposas del Profeta (s.a.w.), dio la orden de que la aleya en cuestión fuese colocada en esa parte, y así nadie supusiese que la Gente de la Casa (a.s.) también, al igual que las esposas del Profeta, pudiesen preferir la vida abyecta del mundo en lugar de al Profeta (s.a.w.)…

2. El tono de las palabras de Dios cambia en esta aleya y después de mencionar repetidos pronombres femeninos en plural, que se dirige a las esposas del Profeta (s.a.w.), utiliza el pronombre masculino “kom” (ustedes hombres).

3. Según lo dicho por los expertos en lingüística el vocablo “ahl” en la lengua árabe no se atribuye a las esposas a menos que sea desde un enfoque metafórico. Así fue que Umm Salmah después de haber descendido la Aleya de la Purificación pidió al Profeta (s.a.w.) que la incluyese también dentro de la Gente de la Casa. El testigo de esta pretensión es que Zayd Ibn Arqam dijo: “El título de Ahl-Bayt no incluye a las esposas”.

4. Ninguna de las esposas del Profeta (s.a.w.) pretendió que el motivo de la revelación de la aleya fuesen ellas, a pesar de que ‘Âîshah en la guerra del Camello necesitaba de esa pretensión para revalidarse a sí misma.

5. El vocablo "تردن" (traducido como “queréis”) en la aleya 29 de la Sura Al-Aĥzāb [33] muestra que Dios Todopoderoso no tiene un deseo excepcional respecto a las esposas del Profeta (s.a.w.), pero respecto a la Gente de la Casa (a.s.) existe una voluntad existencial e invariable que los aleja de la impureza.

6. La “A” y la “l” en la palabra “Ahl Al-Bayt” es para mostrar un tiempo anterior e indica el conocido suceso de la Gente del Manto. Por ello el vocablo Ahl Al-Bayt, tal y como el título de Âl-‘Abâ’ y a Gente del Manto y Îaûm Al-Dâr es el título que indican.

Pero el segundo punto: estas aleyas se dirigen al Profeta (s.a.w.) que diga así a sus esposas: «¡Oh, Profeta! Di a tus esposas: «Si deseáis la vida de este mundo y sus adornos, venid y os daré para que podáis disfrutarlo y os dejaré ir de buena manera» (33:28).

A continuación también se dirige hacia la Casa de la Misión y el rango de la Profecía para que comprenda este punto que la causa de todas estas órdenes y prohibiciones a las esposas del Profeta (s.a.w.) es para que desde ese frente tampoco fuese introducida la impureza en la Gente de la Casa (Ahl Al-Bayt) ya que Dios había decidido alejar de ella la impureza. Entonces el contexto tampoco se contradice con la limitación de la aleya de la Purificación a la Gente del Manto.

Pero la respuesta a la segunda parte de la pregunta. Después de lo aquí mencionado, consideramos que se evidenció la segunda parte de la pregunta, sólo hay que enfatizar en este punto que en las narraciones consecutivas o mutiwâtir se ha mencionado que el propósito de Ahl Al-Bayt, son el Profeta (s.a.w.), el Imâm ‘Alî (a.s.), la honorable Fátimah Zahra (a.s.), el Imâm Hasan (a.s.) y el Imâm Husaîn (a.s.), y según la explicación de la Aleya de la Purificación los demás Inmaculados Imâmes (a.s.) también están incluidos.

Respuestas detalladas

Aquello a lo que se refiere la pregunta, es eso mismo que está registrado en las palabras de algunos que puesto que la Aleya de la Purificación se encuentra en medio de las aleyas correspondientes a las esposas del Profeta (s.a.w.) en caso de que no se refiera a éstas, por lo menos las incluye en forma general. Aunque esta es una pretensión infundada, además existen numerosos argumentos que demuestran lo contrario.

Atender los siguientes puntos nos ayudará para acceder a esta verdad:

1. Aunque creemos que el Corán fue ordenado en la época del Profeta (s.a.w.) y por medio de este honorable, pero debe observarse que según el significado de un grupo de narraciones, la Aleya de la Purificación fue revelada en forma independiente e inclusive en ninguna narración está registrado que esta aleya hubiese sido revelada dentro de las aleyas a las esposas del Profeta (s.a.w.). Un testigo de esto es que en caso de que esta aleya sea quitada de entre estas otras, no daña el sentido de las aleyas anteriores ni posteriores a ella.[1]

Si se ha colocado en este lugar, es porque el Corán se refería a todos los integrantes de la familia del Profeta y para dividirlos en dos grupos, un grupo las esposas y el otro la Gente de la Casa del Profeta, y así dar a entender que toda la familia y los parientes del Profeta (s.a.w.)no pertenecen a una misma trama y urdimbre, sino que entre sus integrantes se encuentra un grupo especial agraciado con la aprobación especial de Dios y purificados de las impurezas.

Explicado de otra manera, si aceptamos también que las aleyas anteriores y posteriores a la Aleya de la Purificación se dirigen a las esposas del Profeta (s.a.w.) podemos comprobar por otros dos caminos que el propósito de Ahl-Bayt son sólo la Gente del Manto; es decir el Profeta (s.a.w.), el Imâm ‘Alî (a.s.), la honorable Fátimah Zahra (a.s.), el Imâm Hasan (a.s.) y el Imâm Husaîn (a.s.).

A) La atención especial que se le presta es uno de los métodos para manifestar y provoca belleza en las palabras y escritos, tal y como en la Sura Al-Fatiha [1] que se dirige del ausente ( الحمد لله – La alabanza es para Dios) al presente ایاک نعبد) – Solo a Ti adoramos), y la atención especial que se presta en la Aleya de la Purificación es también para dar a entender este punto que, purificar de la impureza a la familia del Profeta tiene tanta importancia que inclusive a las esposas de este honorable (s.a.w.) se les ha ordenado y prohibido de esta manera, para que la familia del Profeta no sea dañada a través de éstas.[2]

B) Objeción: es común entre aquellos que escriben con elocuencia y fluidez utilizar cláusulas parentéticas. Esto lo hacen para que el asunto quede mejor memorizado, método utiizado numerosas veces en el Generoso Corán.[3] En la aleya en cuestión para que nadie suponga que la familia de la Inmunidad y la Pureza es iguales a las esposas del Profeta (s.a.w.) ha utilizado una cláusula parentética como ésta; es decir, ahí donde se habla de la posibilidad del pecado y de actos indebidos para las esposas del Profeta (s.a.w.) existe la posibilidad de que un suceso como éste también se suponga respecto a la familia de la Inmunidad y la Pureza, mientras que ellos están exentos de un comportamiento así. Por ello en la cláusula parentética se ha notificado: «Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros la impureza».[4]

2. En estas aleyas después de más de veinte pronombres en plural femenino, el tono de Dios cambia y en lugar de estos utiliza un pronombre masculino, y esta es la más grande indicación para dejar a un lado la apariencia del contexto que se pretende, y no considerar a la Aleya de la Purificación como para las esposas del Profeta.

3. Los lingüísticos confiesan que el vocablo “Ahl” no es aplicado para las esposas del Profeta, a menos que sea en forma figurativa.[5] Y en la aleya 73 de la Sura Hūd [11] aunque Ahl-Bayt fue utilizado para las esposas, pero debe decirse que su uso es más general que verdadero, y suponiendo la existencia de una indicación, no existe obstáculo del deseo de un significado figurativo. En la aleya mencionada existe una indicación para un uso así, no obstante en la Aleya de la Purificación no, y no sólo no hay indicación respecto a esa figuración, sino que existe una indicación contraria a esa. Por eso cuando Umm Salmah después de haber sido revelada la Aleya de la Purificación pregunta al Profeta (s.a.w.) que ¿acaso pertenece ella también a Ahl-Bayt? O solicita al Profeta (s.a.w.) que a ella también la considere como de Ahl-Bayt.[6] Mientras que si el vocablo “Ahl” incluyese también a las esposas, la pregunta o solicitud de Umm Salmah hubiese sido inútil.

Desde esta perspectiva es que Zayd Ibn Arqam dijo: “El nombre de Ahl-Bayt no incluye a las esposas”.[7]

4. Según las narraciones trasmitidas por la Escuela Sunita, ‘Âîshah y Umm Salmah directamente dijeron que la Aleya de la Purificación no fue revelada para ellas.[8] Y según lo dicho por el difunto y gran sabio Amînî si esta aleya hubiese incluido a las esposas del Profeta (s.a.w.) sin duda ‘Âîshah en la Batalla del Camello lo hubiese escrito en la frente de su camello, pero no lo hizo aunque necesitaba de este tipo de argumentos.[9]

A pesar de esto, dos grupos pretenden que la Aleya de la Purificación fue revelada para las esposas del Profeta (s.a.w.). El primer grupo, algunos de los narradores tales como ‘Akramah, Maqâtil Ibn Sulaîmân y ‘Arwat Ibn Zubayr, que en general dieron su opinión personal, y en donde transmitieron una narración de Ibn ‘Abbas son tachados de mentirosos.[10]

El segundo son un grupo de los exegetas de la Escuela Sunita, que documentándose en un contexto único, pretendieron un asunto así, pero el contexto único –suponiendo que fuese aceptado– no puede resistir ante los argumentos firmes arriba mencionados.

5. En la aleya 29 de la Sura Al-Aĥzāb [33] el vocablo "تردن" (traducido como “queréis”) muestra que Dios Todopoderoso no tiene un deseo excepcional respecto a las esposas del Profeta (s.a.w.), es decir las dejó libres para decidir y les recordó que si quieren tener el orgullo de ser esposas del Profeta (a.s.) deberán comportarse con el método de los piadosos.

Pero en la Aleya de la Purificación, ahí donde dice »Ciertamente, Dios quiere« muestra el Deseo existencial[11] eterno de Dios Sublime respecto a la presentación de una familia que es purificada de cualquier bajeza.

Una explicación a esto es que en la Aleya de la Purificación por una parte dice "انما" (ciertamente) muestra la limitación del deseo de apartar la impureza y es pureza, y por otra parte "عنکم" (de vosotros) se encuentra antes de "اهل البیت" (Gente de la Casa) y el vocablo "اهل" (gente) también es para limitar, y estos dos indican la limitación de apartar la impureza de y purificar a la Gente de la Casa, y a “aquellos de vosotros” a quienes se dirige. Es decir, Dios deseo sólo y únicamente apartar de ustedes Gente de la Casa la impureza.

Entonces, la Gente de la Casa goza de especialidades importantes y “ciertamente” indica el Deseo por parte de Dios para apartar la impureza de esa Gente. Esta atención y favor no incluye a cualquiera, sino que aquellos que se ven beneficiados por este gran favor son los que con su voluntad y su deseo hayan preparado el campo.

Este deseo, es un deseo imposible de violar y no puede ser relacionado con las esposas del Profeta puesto que en las aleyas anteriores a la Aleya de la Purificación se ha dicho directamente que es posible que ustedes mujeres se inclinen hacia la vida abyecta del mundo y en este caso no tengan el orgullo de ser esposas del Profeta.[12]

6. La “A” y la “l” en la palabra “Ahl Al-Bayt” es para mostrar un tiempo anterior e indica el conocido suceso ocurrido; es decir, el vocablo Ahl Al-Bayt al igual que Îaûm Al-Dâr que son títulos determinados, es el día en que el Profeta (s.a.w.) reunió un grupo en casa de Abû Tâlib (su tío) y anunció su profecía, es un título de indicación[13] y narra de aquellos que se reunieron en una casa (según las narraciones esa casa era la casa de Umm Salmah) en un día determinado bajo el manto del Profeta, y ellos corresponden a: el Profeta (s.a.w.), el Imâm ‘Alî (a.s.), la honorable Fátimah Zahra (a.s.), el Imâm Hasan (a.s.) y el Imâm Husaîn (a.s.).[14] Es decir no hay ninguna diferencia entre el título de “la Gente de la Casa” con el título de “la Gente del Manto”.

Explicado de una manera técnica, este es un asunto externo y no una demostración real, y los asuntos externos en ocasiones son así que un título que indica se vuelve el asunto de un caso. Por ejemplo si se dice honra a estos dos sabios; es decir estos dos individuos que existen en el exterior, y esto es evidente que en los asuntos externos el precepto no transgrede fuera del asunto. Veamos los testigos:

A) En las aleyas anteriores y posteriores a "بیت" (Bayt) fue agregado a las esposas en forma plural que significa las casas de las esposas. Entonces "البیت" (Al-Bayt) deberá ser una casa especial.

B) Según las narraciones la aleya incluye también al Profeta (s.a.w.) mismo, y para incluir al Profeta (s.a.w.) ¿acaso queda otro camino fuera de esta interpretación?

C) En la aleya 73 de la Sura Hūd [11] la palabra Ahl Al-Bayt esta escrita con “A” y “l”, y ahí el propósito es “la Gene de la Casa”; es decir el Profeta Abraham (a.s.) y Sara, y sin duda se eliminan las posibilidades tales como: la gente de la Qiblah, o las mujeres de Abraham o sus cercanos. Esto puede ser una guía en el entendimiento de la palabra Ahl Al-Bayt en la Aleya de la Purificación.[15]

7. Poniendo atención en estas aleyas y en la Aleya de la Purificación puede pretenderse que las demás aleyas no sólo no indican que incluye a la Aleya de la Purificación respecto a las esposas del Profeta (aunque sea en forma especial que sólo incluya a las esposas del Profeta o en forma general que incluya a las esposas y otros), sino que acuerda con esta opinión que la aleya fue revelada para la Gente del Manto.

Estas aleyas se dirigen al Profeta (s.a.w.): «¡Oh, Profeta! Di a tus esposas…», es decir, Dios ordenó a Su Profeta que les diera a sus esposas la libertad para decidir entre Dios y Su Mensajero, y la vida del mundo. Además Dijo: “¡Oh, esposas del Profeta! ¡Quien de vosotras cometa un pecado evidente, recibirá doble castigo!…”, y esta aleya se dirige a las esposas a continuación de la orden que Dios dio a Su Profeta que deberá anunciar a sus esposas estas órdenes o desde la posición de respecto que Dios directamente habla con las esposas del Profeta (s.a.w.).

La filosofía del respeto en esta aleya es que las esposas del Profeta son atribuidas al Profeta (s.a.w.) y para proteger el respeto del rango de la Profecía y de la Casa de la Misión, Dios se dirige a ellas y Les dice: «¡Quien de vosotras cometa un pecado evidente, recibirá doble castigo!» A continuación Dios se dirige al rango de la Profecía y a la Casa de la Misión para informar este punto importante que el propósito de respetar a las esposas del Profeta (s.a.w.) y también la causa de la emanación de estas órdenes y prohibiciones, es para terminar con cualquier maldad y purificar a la Gente de esta Casa.

«Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros la impureza…», es decir que Dios quiso que las esposas del Profeta (s.a.w.) por la voluntad legislativa Divina realizaran estos actos, por ello es que quiere alejar la impureza de vosotros Ahl-Bayt, del rango y de la Casa de la Profecía. Nuestro testigo de esto es la aleya: «…apartar de vosotros la impureza…», y Dios deseó dar obligaciones a las esposas del Profeta (s.a.w.). La causa a este deseo fue apartar la impureza de la Gente de la Casa, para que por parte de las esposas, la familia del Profeta tampoco sea amenazada por la maldad y las faltas.

Esto manifiesta la voluntad existencial respecto al alejamiento de la impureza de la Gente de la Casa. Este es un fundamento y una base, y este fundamento es tan importante que Dios inclusive no esta dispuesto que por parte de los familiares cercanos a esta Casa sean dañados estos honorables. Por ello a través de una orden y prohibición legislativa Divina, ha destinado un doble castigo o recompensa para las esposas del Profeta (s.a.w.).[16]

CONCLUSIÓN:

1. La limitación de la Aleya de la Purificación en la Gente del Manto no se opone con el contexto, y si acaso se opusiese con la apariencia de un contexto, sería desde la perspectiva de respeto o por ser una cláusula parentética. Tomando en cuenta las indicaciones existentes debe decirse que la Aleya se limita a la Gente del Manto.

2. El propósito de Ahl Al-Bayt, son el Profeta (s.a.w.), ‘Alî (a.s.), Fatimah, (a.s.), Hasan (a.s.) y Husaîn (a.s.) o desde esta perspectiva que este término es un término especial en el Corán[17], o el que Ahl Al-Bayt es un título indicativo.[18]

Al final es necesario responder a esta pregunta que si así fuese ¿entonces por que los Inmaculados Imâmes (a.s.) conformaron para ellos mismos el término Ahl-Bayt?[19]

En respuesta a esta pregunta hay que decir: según esta interpretación la aleya se dirige a la Gente de la Casa de la Profecía y al rango de la Misión, y la extensión y limitación de esta Casa deberá determinarse a través de las indicaciones y narraciones. Mientras que las indicaciones existentes muestran este punto que la Aleya de la Purificación quiso colocar la autoridad del mando de los musulmanes bajo el mando de Ahl-Bayt.

Pero los testigos:

A) El Imâm ‘Alî (a.s.) ante los muhâÿir (inmigrantes) y los ansâr (medinenses) para mostrar su preferencia en relación a la autoridad del mando de los musulmanes se respalda en ser de la Gente de la Casa.[20]

B) Este honorable (a.s.) en el consejo de los seis integrantes por parte de ‘Umar, para mostrar su mérito, se ayuda de la Aleya de la Purificación.[21]

C) Imâm Hasan (a.s.) también cuando alcanzó el califato, para mostrar su mérito en el liderazgo de la Comunidad Islámica se respalda con la Aleya de la Purificación.[22]

D) El Imâm Husaîn (a.s.) para probar su mérito se ayuda también de este título.[23]

E) El Profeta (s.a.w.) durante 6 meses o más todos los días por la mañana cuando iba a la mezquita para dirigir la oración de la madrugada, se detenía ante la casa de Fátima (a.s.) y ‘Alî (a.s.), y decía: «Ciertamente, Dios quiere apartar de vosotros la impureza».[24]

¿Acaso el propósito del Profeta (s.a.w.) fue otro que informar a la gente que después de él no recurran a la casa de otros?

Por ello es que este título comprende a los Inmaculados Imâmes (a.s.) puesto que ellos son los verdaderos líderes de la Comunidad Islámica.

Este asunto inclusive basándonos en que esta interpretación de “A” y “l” son para mostrar un tiempo anterior, y también es cierto que el título de Ahl Al-Bayt es un título que indica; puesto que según esta opinión la palabra Ahl-Bayt fue considerada desde dos perspectivas:

1. Esta palabra fue considerad por la causa de su revelación.

2. Este título fue considerado por la orden que le fue atribuida; es decir limpiar las impurezas y establecer la pureza.

Desde el primer enfoque Ahl-Bayt son sólo la Gente del Manto; es decir esas mismas cinco personalidades que un día determinado se encontraban bajo el manto.

Desde el segundo enfoque puesto que los demás Imâmes (a.s.) en el significado de la Aleya de la Purificación están asociados con los cinco personajes de la Gente del Manto y se encuentran en un mismo rango, por ello este título también los incluye a ellos. Tal vez es por esto mismo que el Profeta (s.a.w.) dijo: “Salmón pertenece a nuestra Familia”.[25]

El Imâm As-Sâdiq (a.s.) en respuesta a Ibn Kazîr dijo: “Ahl Al-Bayt son esas mismas cinco personas, pero los demás Inmaculados Imâmes (a.s.) ayudándose de otra aleya del Corán, es decir: «…tienen preferencia, unos más que otros, en la Escritura…» están incluidos en esta atención especial;[26] esto es, la interpretación de la aleya, otorga esta atención a los otros líderes y los purificar de las impurezas. La interpretación de la Aleya de la Purificación, es “tienen preferencia” que comprueba que la Aleya de la Purificación comprende también a los Inmaculados Imâmes.[27] Pero no por medio de la palabra sino a través de la explicación e interpretación.



[1]Tabâtabâî, Exegesis Al-Mizân, t.16, pp.311-312.

[2]– Karky, Nafahât Al-Uhût, p.85; Mudzafar Hasan, Dalâ-il Al-Sidq; ‘Amilî Saîîed Ÿa’far Murtidza, Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, pp.58-61.

[3]– Sagrado Corán (12:28-29); (27:34-35); (2:73-75); (56:76); (31:13 y 16).

[4]– Ver: Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, pp-60-62; Ishrâqî Shahâb Al-Dîn y Fâdzil Lankarânî, Ahl-Bayt, pp.53-81.

[5]– Los lingüísticos dieron diferente significado entre "los hombres de la casa" y "las mujeres de la casa" y el uso de Ahl-Bayt para las esposas lo consideraron desde el punto de vista figurativo. Ver: Tâÿ Al-‘Arûs, t.1, p.217; Lisân Al-‘Arab, t.1, p.38; Mufradât Râgib, p.29. Por ello del contenido de algunas narraciones se deduce que aunque el Profeta (s.a.w.) consideraba a Umm Salmah de la familia y una de sus esposas pero no aceptó que fuese de su Ahl-Bayt. Ver: Sîîûtî, Al-Dâr Al-Manzûr, t.5, p.198; Tahâbî, Muskil Al-Âzâr, t.1, p.334; Ibn Ÿarîr Tabarî Muhammad, Ÿâm’ Al-Baîân, t.22, p.7; Nafahât Al-Uhût, p.84; Ibn Ismâ’îl Damisqî Mudtafâ, MIrqât Al-Wusûl, p.106; Bihâr Al-Anwâr, t.35, pp.217 y 228.

[6]– Ver: Exégesis de Ibn Kazîr, t.3, pp.484-485; Bahrânî Saîîed Hâshim, Gâîîat Al-Marâm.

[7]– Ibn Taîmîîah, Manhâÿ Al-Sunnah, t.4, p.21; Sahîh Muslim, t.7, p.123; Bihâr Al-Anwâr, t.35, p.230 y t.23, p.117; Ibn Huÿr ‘Asqalânî, As-Sawâ’iq Al-Muharaqah, p.147; Bahrânî Saîîed Hâshim, Al-Burhân fî Tafsîr Al-Qurân, t.3, p.324; ‘Amilî Baîâdzî, Al-Sirât Al-Mustaqîm, t.1, p.185; Shûshtarî Qâdzî Nûrul.lah, Ihqâq Al Haq wa Ibtâl Al-Bâtil; Mar’ashî Naÿafî Aîîatul.lah, Mulhaqât, t.9, t.323; Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, p.119.

[8]– Bidrân ‘Abdu Al-Qâdir, Tahdhîb Târîj Damishq, t.4, p.908, Mayma’ ul-Baîân, t.8, p.356; Qunduzî, Íanâbî’ Al-Muwaddah, p.249; Ibn Huÿr ‘Asqalânî, As-Sawâ’iq Al-Muharaqah, p.141 y otras…, Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, pp.20-28; Tabâtabâî, Exegesis Al-Mizân, t.16, pp.316-324.

[9]– Según lo transmitido en el libro Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, t.78.

[10]– Ver: Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, p.22, Ishrâqî y Fâdzil Lankarânî, Ahl-Bayt, pp.5-53; Musawî Al.lâmah Sharaf Al-Dîn, Al-Kalamat Al-Garâ’ fi Tafsîl Al-Zahrâ’; Qâmûs Al-Riÿâl, Sharh Hâl ‘Arwah, Dalâ’il Al-Sidq, t.2, p.95; Shûshtarî Qâdzî Nûrul.lah, Ihqâq Al Haq wa Ibtâl Al-Bâtil, t.2, p.502.

[11]– El deseo existencial es un deseo que pertenece al acto del propio seguidor, es decir le pertenece a la existencia y su realización. Este deseo es tanto para Dios como para la humanidad. Pero el deseo existencial de la humanidad no siempre es posible y es derrotado por el Deseo eterno de Dios. El deseo legislativo Divino es un deseo que pertenece al acto de otro, es decir que él lo realizó bajo su voluntad. Y esto es esa misma orden y prohibición de Dios que por parte del obligado, es posible su obediencia como su desobediencia.

[12]– Ver: Ishrâqî y Fâdzil Lankarânî, Ahl-Bayt, pp.81-92.

[13]– Es decir, el título que indica lo externo y aquello que tiene objetividad es lo externo, no el título.

[14]– ‘Arusî Huwaîzî ‘Abdi ‘Alî Ibn Ÿum’ah, Exegesis Nûr Az-Zaqalaîn, t.4, pp.276-277.

[15]– Ishrâqî y Fâdzil Lankarânî, Ahl-Bayt, pp.112-142.

[16]– Ver: Ahl Bay en la Aleya de la Purificación, pp.38-51.

[17]– Ver: Tabâtabâî, Exegesis Al-Mizân, t.16, p.312.

[18]– Ver: Ahl-Bayt en la Aleya de la Purificación, p.112.

[19]Exegesis Nûr Az-Zaqalaîn, t.4, p.275; narración en el Ihtiÿâÿ, p.273, narración en el Usûl Kâfî.

[20]– Ibn Abî Al-Hadîd, Sharh Nahÿul Balâgah, t.6, pp.11-12.

[21]– Bahrânî Saîîed Hâshîm, Gâîîah Al-Marâm, p.265; Tabarsî, Ihtiÿâÿ.

[22]Qâmûs Al-Riÿâl, t.6, p.20.

[23]– Ibn Tâwûs, Lahûf, p.53.

[24] Exegesis Ibn Kazîr, t.3, p.483; Musnad Ahmad, t.3, p.259; Al-Kalamat Al-Garâ’ fi Tafdzîl Al-Zahrâ’.

[25] Qâmûs Al-Riÿâl, t.4, p.423.

[26]Huwaîzî,‘Arûsî, ‘Abdu ‘Alî Ibn Ÿum’ah, Exegesis Nûr Az-Zaqalaîn, narración ‘Abdu Ar-Rahmân Ibn Kazîr, t.4, p.273.

[27]– Ishrâqî y Fâdzil Lankarânî, Ahl-Bayt, pp.5-53 y 112-143.

Q traducciones en otros idiomas
Comentarios
Número de comentarios 0
Por favor, introduzca el valor
ejemplo : Yourname@YourDomane.ext
Por favor, introduzca el valor
<< Código de Seguridad es Incorrecto
Por favor, introduzca la cantidad correcta de Código de seguridad

Categorías

Preguntas causales

Lo más visitado

  • ¿Por qué Caín mató a Abel?
    45479 Clasificación de los hadices
    De las aleyas coránicas se deduce que la causa de que Abel fuese asesinado por Caín, fue el atributo abyecto de una envidia que prendía dentro de Caín, y al final terminó con la muerte inocentemente de Abel. ...
  • ¿Cuál es la obligación legal de la mujer ante el marido?
    35811 Derecho y leyes prácticas
    Una vida matrimonial consistente, estable y continua necesita de bondad, amistad, concordancia y consideración mutua así como del reconocimiento legal y respeto del derecho recíproco. La religión del Islam consideró para cada uno, mujer y hombre, una serie de derechos para que el ámbito y ...
  • ¿Qué factores amenazan la dignidad del ser humano?
    28664 Ética práctica
    Desde el punto de vista del Generoso Corán la caída moral que en realidad provoca el desplome de la persona de su jerarquía y dignidad humana, depende de diversos factores, un número de aleyas coránicas muestra que los seres humanos por negligencia, por falta de uso del entendimiento y la ...
  • ¿Qué significado tiene la palabra “musulmán” en el Generoso Corán?
    26592 Exégesis coránica
    En la terminología coránica “musulmán” significa sometimiento absoluto ante lo ordenado por Dios y el monoteísmo absoluto puro excento de cualquier tipo de asociación y dualismo. Por ello es que el Sagrado Corán presenta al Profeta Abraham (a.s.) como “musulmán”.Puesto que la religión ...
  • ¿Cuántos hijos tuvieron Adán y Eva?
    21686 تاريخ بزرگان
    Respecto al número de hijos que tuvo el Profeta Adán (a.s.) –al igual que muchos sucesos y eventos históricos– no existe una opinión definitiva; puesto que en los textos crediticios históricos, encontramos diferencias en la exposición de los nombres y número de estos. Esto es como consecuencia ...
  • ¿Cuáles son las diferencias espirituales entre el Islam y el cristianismo?
    20561 Teología moderna
    El valor y la validez espiritual de cada religión tienen una relación directa con el valor y la validez de esa religión. Las fuentes religiosas en el cristianismo tienen enseñanzas contrarias a la razón en tal forma que incluso los mismos cristianos lo confiesan. La espiritualidad que ...
  • ¿Cuáles son las causas de la desconfianza y el método para su curación?
    19923 Ética práctica
    En las enseñanzas religiosas a la persona que juzga desfavorable a los demás, es llamado desconfiado, por ello aquí analizaremos aquello que existe a este respecto en los textos islámicos. La desconfianza bajo el significado de sospecha es juzgar las cosas por el lado malo, ...
  • ¿Cómo debemos contestar el saludo de un no-musulmán cuando nos dice: “As-Salâm ‘Alaîkum”?
    18782 Derecho y leyes prácticas
    Uno de los asuntos confirmado en las enseñanzas religiosas, es que los creyentes se saluden mutuamente. De esta orden fueron exceptuados algunos casos que ejemplos de estos es saludar a alguien que no es musulmán. En las obras de jurisprudencia saludar a alguien que no sea musulmán ...
  • ¿Fue Satanás (Iblís) un ángel o no?
    18706 Exégesis coránica
    Respecto a la cuestión de si Satanás era un ángel o un genio, existen varios puntos de vista.El origen de estas diferencias parte de la historia de la creación de Adán, la paz sea con él, cuando, por orden de Dios, los ángeles ...
  • ¿Cuáles son los derechos recíprocos entre el profesor (maestro) y los alumnos (escolares, estudiantes)?
    16212 Ética práctica
    El profesor y el alumno tienen numerosas obligaciones y derechos mutuos, que pueden ser divididos en dos partes: (1) Las obligaciones del maestro respecto al alumno que corresponden a: las obligaciones morales y educativas, y a las obligaciones científicas e instructivas. (2) Las obligaciones del alumno hacia ...